domingo, 24 de abril de 2011

Realidad o Delirio, Matt and Laura... Continuamos?

Esta entrada es para saber vuestra opinión sobre la historia "Realidad o Delirio", la historia de Matt y Laura, que como ya sabéis está por la quinta parte.

¿Cuál es vuestra opinión? ¿Os gusta la historia? ¿Haríais algún cambio?


¿Os gustaría que continuara?


Aprovecho para preguntar otra cosa:
¿Os gustaría que continúe otra de las historias publicadas hasta ahora?

En cuanto llegue el verano habrá nuevas historias más a menudo, y quien sabe, puede que vuestro deseo se cumpla así que estad atentos =)

viernes, 22 de abril de 2011

La Capital

[Quinta parte de “Realidad o Delirio”]

Las 10.15 ni el autobús llegaba ni Laura tampoco “¿dónde se habría metido?”, unas manos frías me taparon de repente los ojos:


-¿Quién soy?-preguntó una voz femenina que reconocí enseguida a pesar de su intento por no ser descubierta hablando con una voz más grave.


-La impuntual.


Laura fue a rechistar pero el autobús llegó en ese momento y antes de que dijera nada yo ya había entrado:


-¿Cuánto tardaremos en llegar?-pregunté cambiando de tema y sentándome.


--Ya que vamos en autobús…pues 1 hora-contestó dejándose caer a mi lado.


-1 hora-resoplé colocándome bien la chaqueta.


-Tranquilo, 1 hora se pasa rápido-se acurrucó a mi lado.


-Ya, lo que tú digas-dije con sarcasmo.


Me miró y soltó una risita-¡exacto!-al igual que yo, no lo decía en serio.


Al cabo de un rato el sueño nos venció a los dos solo que a ella antes que a mí porque pude notar como se acomodaba apoyándose en mi hombro.




-No sabes cuanto te lo agradezco.


-Lau, me debes una y gorda.


-Descuida-nos sentamos en el banco de un parque con varias bolsas a nuestros pies-después de haberte arrastrado hasta aquí y obligado a recorrer prácticamente la ciudad entera a pie…creo que debería recompensarte.


-¿Tú crees?, ¿lo dices por haber ido a 3 librerías, 2 centros comerciales, 1 tienda de música, 1 McDonall y… ¡ah, sí y 1 tienda de electrónica!?-dije haciendo recuento intentando no olvidarme de ningún sitio.


Lau se rió rodeando sus piernas con los brazos-después de tanta caminata, ¡no entiendo cómo no te gusta la capital sobre todo cuando está casi anocheciendo y todavía nos queda 1 hora de autobús!-me dijo bromeando.


-Ja…ja…ja…si por mí fuera viviría en una casa en el pueblo más perdido del mundo a ser posible con bosque incluido.


Me fijé en que me miraba como con… ¿fascinación? Y eso hizo que el corazón me diera un vuelco y me fijara en sus grandes pero a la vez bonitos ojos marrones:


-Eso demuestra que no dependes de nadie o al menos que no te gusta hacerlo-dijo mientras jugueteaba con un mechón de su pelo.


-Esto… ¿gracias?-enarqué una ceja, inseguro.


-Jajaja lo siento, no me suelo expresar con suficiente claridad.


De repente, una bandada de pájaros salieron volando de entre los árboles haciendo que miles de hojas cayeran de los árboles.


-¡Genial!- se quejó Lau sacudiéndose las hojas que le habían caído a la ropa.


Pensé en decirle que tenía todavía en el pelo pero en vez de eso me acerqué sin más y cuando ya estaba muy cerca ella se giró sobresaltada:


-¡Matt, qu…!-ni siquiera terminó la frase, al segundo sus mejillas se encendieron en un instante.


Yo ni siquiera pude hablar abrí la boca pero no pude decir nada, no podía apartar la vista de sus ojos. Sobre todo cuando comencé a quitarle las hojas una a una que seguían por su pelo, por alguna razón, no parecía molestarle la cercanía (al igual que a mí) además cuando fui a incorporarme de nuevo ella me retuvo:


-Espera.


-¿Qué ocurre?


-N-no te apartes de mí…-conforme hablaba se iba acercando más a mí-…por favor, solo quiero que te quedes a mi lado.


Nunca sabría la respuesta a esto porque me encontraba demasiado ocupado besándola, sintiendo unas ganas tremendas de abrazarla con fuerza creyendo que era el tio más feliz de la tierra.

domingo, 17 de abril de 2011

Caperucita Roja, ¿de qué tienes miedo?

¡Por fin las vacaciones llegaron! Y el viernes aproveché para ir al cine a ver Caperucita Roja y lo único que he de decir es que...¡me encantó! y más si vas con compañía. Según había oído era de miedo pero en realidad no es así, eso sí, algún susto que otro te acabas llevando xD...me gustaría comentar el final pero no creo que sea coveniente para todos los que queráis verla y que os lo arruine de esta manera pero sí que diré que es inesperado. Una de las cosas que más me gustó fue la banda sonora:

  • Aquí os dejo una de las canciones que más me gustaron -> clickclick
  • Y una canción que cantó la protagonista para la película->clickclick


Espero que los que tengáis intención de verla os guste y sobre todo si vais en compañía, seguro que os gusta el doble porque apuesto al que tendréis al típico amigo/a que siempre comenta a lo largo de la película :)


PD: ¡Qué lo paséis bien en las vacaciones!

martes, 12 de abril de 2011

Convenciendo a Matt

[Cuarta Parte de "Realidad o Delirio]

¡Oh, Yes! Por fin salía el sol y comenzaba a hacer calor lo que significaba que las vacaciones estaban a la vuelta de la esquina, resumiendo: podía dormir hasta las tantas aunque fuera por poco tiempo. El timbre del instituto daba final a la última hora, ya iba contando los días que quedaban para la libertad absoluta.

Hoy el autobús se había averiado y me tenía que ir a casa a patita-uff-suspiré cansado, sentía las manos entumecidas. Unos brazos me rodearon el cuello, dejando caer parte de su peso:

-Matt, ¿a qué viene esa cara?...anímate, ¡las vacaciones casi están aquí!-me golpeó el hombro muy animada.

-¿Por eso estás tan contenta?

-En parte, sí-contestó mientras cruzábamos la calle por el paso de peatones, solo que ella al parecer prefería ir saltando las líneas negras,pisando las blancas.

-¿Y...?-fruncí el ceño extrañado de que hiciera ese tipo de cosas, como si fuera una pequeñaja-¿a qué se debe la otra parte de tu felicidad, entonces?

-Pues es que quiero ir a la capital y...necesitoquemeacompañes-dijo muy deprisa.

-¿¿Qué??

-Por favor, por favor, por favor, no te lo pediría sino tuviera más remedio pero es que mis padres trabajan y a mí no me dejan ir sola, pero si fuera con alguien más pues...

-Ni hablar-la interrumpí y comencé a andar más rápido, odiaba ir a la capital con toda mi alma.

-Matt, te prometo que no te arrepentirás.

-¡Já! Permíteme dudarlo.

-Porfaaaaa, me muero por ir...-se puso a caminar de espaldas delante mía-...es más te recompensaré.

Eso ya me gustaba más, frené en seco-¿cómo?

Su expresión cambió al ver que tenía posibilidades-oh, la verdad es que no lo había pensado-me miró como si no esperaba que accediera a esa opción-¿se te ocurre algo?

-¿No eras tú la que quería que fuera?-me reí por la falta de sentido que tenía todo esto.

-Está bien, solo dame tiempo para pensar algo,¿vale?

Asentí con la cabeza y seguí caminando mirando al cielo, Laura se puso de nuevo delante de mía:

-¿Eso es un “sí”?-preguntó esperanzada.

-Es un 20 de Abril a las 10:00 de la mañana en la parada del autobús-sonaba como una cita. Ante mi respuesta soltó un grito ahogado y me abrazó muy fuerte:

-¡Gracias!¡Gracias!¡Gracias!¡Gracias!

martes, 5 de abril de 2011

Untitled

#Porque a veces lo único que queremos es estar solos creyendo que así nos encontraremos mejor.




#Porque a veces lo único que buscamos es a alguien que nos comprenda, también conocidos bajo el nombre de amigos.




#Porque a veces lo único que queremos es volar cometas de colores simplemente para dejar de hacer siempre lo mismo.




#Porque a veces lo único que nos calma es saltar desde el acantilado.




#Porque a veces lo único que nos hace especiales, es ser diferente.



#Porque a veces lo único que merece la pena es todo aquello que nos arranca una sonrisa en el peor día de nuestra vida.




#Porque a veces lo único que deseamos es salir corriendo sin rumbo fijo y sin pensar en las consecuencias que conlleva.




#Porque a veces lo único que nos apetece es cantar bajo la lluvia por él/ella.




#Porque a veces lo único que queremos es gritar a los cuatros vientos que así somos y si a alguien no le gusta pues, ¡qué se joda!